Michael Thonet. La perseverancia en la búsqueda de la continua mejora

El resultado de la coincidencia de una época propicia, unas condiciones favorables, un momento histórico que le necesitaba, y una dosis de buena suerte

Por Miguel García

INTRODUCCIÓN

Michael Thonet (1796-1871)

Hablar de la historia de Michael Thonet, su persona y sus logros, es hablar del paso del arte al diseño, de la artesanía a la industria y la fabricación en masa, la aparición del marketing, y la dirección empresarial bajo una estructura jerarquizada.

Michael Thonet nacía un 2 de julio de 1796 en Boppard. Ciudad por aquel entonces perteneciente al Reino de Prusia, se enmarca hoy dentro de Renania-Palatinado, uno de los 16 estados federados de Alemania. El Museo Boppard, recientemente reformado y que ocupa el antiguo Kurfürstlichen Burg (Palacio Electoral), expone desde 1971 piezas elaboradas en las fábricas de Thonet, así como objetos relacionados con su primera época previa al establecimiento de su residencia en Viena.

LOS INICIOS

Hijo de un carpintero y curtidor, aprendió todo lo relativo a la ebanistería a muy corta edad, abriendo su propio taller a los 23 años. Los nuevos progresos, resultado de la Revolución Industrial, junto con las nuevas necesidades de una masa burguesa creciente (entre ellas la búsqueda de una identidad propia), le hicieron pensar en una forma diferente de "fabricar" el mobiliario que hasta la fecha predominaba: pesado, con total carencia de aspectos ergonómicos, y más relacionado con la escultura y el lujo asociado a la nobleza, que con el concepto de mobiliario que tenemos hoy en día. Hasta el momento se elaboraban de manera artesanal tallando bloques de madera macizos a base de cincel y ensamblados mediante tubillones y uniones machihembradas de tipo "cola de milano". No olvidemos la corta historia con la que por aquel entonces contaba un elemento tan banal en nuestros días: no fue hasta el siglo XVI cuando la silla se convierte en un mueble de uso común.

Elastic chair - Samuel Gragg 1808
"Elastic Chair" de Samuel Gragg (1808)

Usada anteriormente como método para la elaboración de elementos estructurales en arquitectura y el casco de los barcos, la primera patente de un método para curvar madera data de 1720 y se atribuye al inglés J. Cumberland. El estadounidense Samuel Gragg lo adaptó para la fabricación de sillas en 1808 con su modelo "Elastic Chair".

En 1830, Thonet realiza sus propios experimentos para curvar los distintos elementos de una silla. Su primer éxito comercial es la "silla Boppard", producida por primera vez de 1836 a 1840. Con la intención de desarrollar sus actividades y patentar sus invenciones en Francia, Inglaterra y Bélgica (aún no le había sido concedida la patente en Alemania), pide un préstamo en 1841. Mismo año en el que conoce al canciller austríaco Klemens von Metternich (firme conservador y "archienemigo" de Napoleón Bonaparte) que, impresionado por la novedad que suponen sus producciones, le invita a continuar con su negocio en Viena prometiéndole un fructífero porvenir.

EL TRASLADO A VIENA

Silla Boppard
"Silla Boppard" (1836)

Al año siguiente se trasladará a Viena, momento decisivo en su carrera, cediendo la dirección de su empresa, en la que trabajan una veintena de obreros, a su hijo mayor Franz. Es entonces cuando el Gobierno Austríaco le concede el 16 de julio de 1842, el derecho en exclusiva (no exactamente una patente) "para doblar cualquier tipo de madera, incluso las más frágiles, en las deseadas formas y curvas por procedimientos químicos y mecánicos". El proceso consistía en someter láminas de madera impregnadas de cola al calor y la humedad del vapor, lo que daba como resultado una masa dúctil y resistente que aceptaba el moldeado hasta alcanzar formas relativamente complejas. Una vez enfriada la pieza, el molde era retirado. Finalmente, los distintos componentes eran ensamblados mediante tornillos hasta obtener el producto final.

Mientras tanto, al no lograr vender patente alguna en Francia, Inglaterra y Bélgica, y arrastrando dificultades económicas desde 1838, sus acreedores embargan en Boppard tanto la empresa como los bienes de la familia. Arruinado en Alemania, Michael Thonet trae a sus hijos a Viena.

Silla para el palacio Liechtenstein
Silla para el"Palacio Liechtenstein" (1843-1846). Cortesía de Imagno/ Getty Images.
Silla nº1
Silla "nº 1" (1850)

Allí, el constructor Carl Leistler, aconsejado por el arquitecto inglés Peter Hubert Desvignes, encargado de la renovación del Palacio de Liechtenstein (en la actualidad museo ), subcontrata a Thonet la fabricación de muebles y parqués en un estilo rococó tardío.

En 1849, Thonet propone a Leistler formar una sociedad, pero este no acepta. Por otra parte, Thonet rehúsa la invitación de Desvignes para trabajar en Inglaterra. Junto con 4 de sus hijos, se establece nuevamente por su cuenta en Gumpendorf, cerca de Viena, donde realiza suelos de parqué y mobiliario. Produce una versión simplificada de la silla Liechtenstein para el Palacio Schwarzenberg (actualmente hotel de la capital austríaca), que posteriormente se comercializaría como modelo número 1.

La Revolución Industrial está en pleno auge, asistimos al aumento acelerado de la producción en todos los campos como resultado de la ampliación de las comunicaciones. En una época en la que la figura de "diseñador" aún no existía, a Thonet ya se le conoce como "constructor de muebles".

La señora Daum, propietaria de un de un café vienés, amuebla en 1849 su establecimiento con la silla nº 4, haciendo una gran publicidad para Thonet. Es entonces cuando los encargos se suceden, orientándose así la fabricación hacia la industrialización. Con ocasión de la Exposición Internacional de Londres, presentaría estas últimas creaciones recibiendo la medalla de bronce, lo que supuso su lanzamiento internacional.

Silla nº4 Daum
Silla "nº 4", también conocida como silla "Daum" (1849). Primer modelo fabricado en serie.

En 1852 abre su primera tienda en Viena y vuelve a intentar patentar su método, esta vez en nombre de sus hijos. No recibe respuesta.

En 1853 amplía sus instalaciones alquilando un antiguo molino en la Mollardgasse nº 175, en el barrio de Mollardmühle, con vivienda y anexos, e instala allí su primera máquina a vapor de 4 caballos de potencia. En la empresa trabajan 43 obreros. El 1 de noviembre de 1853 se constituiría la empresa "Gebrüder Thonet" (Hermanos Thonet), traspasando el negocio a sus cinco hijos (Franz, Michael, August, Joseph y Jakob) con el fin de ponerse a cubierto de sus acreedores, aunque en realidad continuaría dirigiéndola hasta su muerte, tomando las decisiones más importantes junto a ellos.

LA EXPANSIÓN COMERCIAL Y LA CREACIÓN DE UNA MARCA

Con su participación en distintas exposiciones internacionales, en especial la de 1854 en Munich y la de 1855 en París, ampliará sus mercados, llegando incluso a Hispanoamérica. Tan pronto como las unidades empezaron a exportarse a lugares con climas tropicales, comenzaron a aparecer problemas en la unión de las piezas. La humedad hacía que la cola perdiera su poder de fijación.

Thonet e hijos en 1853
Thonet e hijos en 1853. De izquierda a derecha: Franz, Michael jr., Michael sen., August, Josef y Jakob

Después de muchos experimentos hasta la fecha, en 1856 consigue dar con una forma de doblar madera sólida. Este hecho supone el hito definitivo que catapultó a la fama sus posteriores modelos en el mercado y a la pervivencia en la historia. Logra obtener largas y redondeadas piezas de haya sometiendo las varillas (obtenidas del corte en la dirección de crecimiento, evitando los nudos y torneando los listones) al calor en un horno de vapor durante horas consiguiendo la flexibilidad requerida, para aplicarse luego una tira de estaño alrededor, para evitar el agrietamiento, y a continuación dando forma a los elementos en moldes de hierro. Thonet decide en este momento adoptar métodos de organización racional muy poco frecuentes en aquella época. En ese mismo año inaugura una factoría en Koritschan, en la región de Moravia (actual República Checa). Las razones principales son la cercanía para el abastecimiento de materias primas y la existencia de mano de obra abundante y barata. Decide irse allí con sus hijos Michael y August, dejando a los demás al cargo de la fábrica en Viena. Sin embargo, al año siguiente decidirá cerrar los talleres de la capital austríaca para centrar sus actividades en las nuevas instalaciones. El 10 de julio de 1856 se le concede una nueva patente (no renovable y de 13 años de duración) "para fabricar sillas y patas de mesa mediante curvado de madera por efecto de vapor o líquidos en ebullición". Asistimos, por primera vez en la historia, a un proceso de búsquedas continuas en cuanto a economía de tiempo, trabajo y materia prima, y la simplificación en el montaje, la normalización de los embalajes y la especialización en el trabajo en áreas y departamentos de acuerdo a los diferentes ciclos de producción. Cincuenta años después Henry Ford no inventaría realmente nada nuevo.

Silla nº14
Silla "nº 14" (1859). Actualmente modelo "214"
Mecedora nº1
Mecedora "nº 1" (1860)

En 1859 nace su silla más icónica, la número 14. Y al año siguiente verá la luz la primera mecedora (nº 1), precursora de todas las mecedoras que se han instalado en los interiores de clase media del mundo entero. Con sus partes reducidas a 6 elementos, 4 puntillas, 2 tornillos y 2 tuercas, la nº 14 es la precursora de todos los elementos de mobiliario que nos rodean a día de hoy. No sólo por estar pensada para la fabricación en masa, sino también por la adecuación para ser transportada largas distancias y en gran número de unidades, pudiendo ser ensambladas en el lugar de destino. Ideó también el concepto de embalaje de transporte, estandarizó cajas de un metro cúbico en las que poder transportar 36 unidades. El catálogo "Thonet" de 1859 cuenta ya con 25 modelos.

En los primeros años de la década de 1860 se introducen paulatinamente en el catálogo productos de otras categorías de mobiliario. Para el trabajo y el ocio, para uso público y privado: mobiliario infantil (cunas, tronas, conjuntos de sillas - escritorio, ...) y los primeros modelos de escritorios y sillas giratorias para oficina.

En 1861 crea una nueva fábrica en Bystritz, situada en el corazón de Moravia. Aquí concentra la producción del modelo nº 14, mientras sus demás modelos siguen produciéndose en Koritschan. Racionaliza todavía más el trabajo, creando en Bystritz, unas filiales especializadas en el trenzado, pulimento, barnizado y embalaje a cargo de campesinos de la región durante los meses de paro forzoso en el campo. Comienza, también, a establecer contactos para distribuir sus productos en otros lugares de Europa. Este desarrollo provoca en menos de cinco años el agotamiento de la materia prima, y no duda en hacerse también con una finca forestal en Groß-Ugrócz (Hungría) en 1866 que se especializará en el corte y curvatura de la madera, transformando las otras dos fábricas en instalaciones de montaje. En el futuro, se construirán tres fábricas más: Vsetín y Halenkov (1867) en Moravia y posteriormente otra en Nowo-Radomsk (Polonia) en 1880.

En 1869 caducan todas las patentes y aparece la competencia: varias empresas dedicadas a la fabricación de muebles. "J. & J. Kohn", "Fischel", "Mundus" y "Eisler" entre las más importantes, que en un principio se dedican a copiar los modelos Thonet. Más tarde acabarán por crear nuevos modelos de dudoso gusto. Las aspiraciones de la burguesía experimentan un cambio profundo: ahora se identifican con los aristócratas y quieren imitarlos haciendo sus viviendas parecidas, demandan muebles con ornamentos, y creados "a medida" para sus espacios. Así va naciendo el "Art Nouveau", (más conocido en España como Modernismo), corriente estética imperante sobre todo entre 1895 y 1905 en Europa.

El 3 de marzo de 1871, Michael Thonet muere en plena gloria rodeado de sus hijos.

EL LEGADO: SUS HIJOS

Modelo número 18 (1876)
Silla nº 18 (1876)

El ascenso meteórico del nuevo estilo de vida burgués y el éxito comercial no cesan. Al igual que los cinco hermanos Rotschild, que reinarán sobre el imperio de la banca, los cinco hermanos Thonet dominarán el mercado mundial del mueble. El catálogo de 1873 ya contará con 80 modelos diferentes. Y paralelamente a su expansión en la producción, también se produce una segunda expansión comercial, estableciéndose acuerdos con distribuidores y abriendo tiendas propias por todo el mundo: Londres, París, Rotterdam, Chicago, Nueva York. En 1876 se lanza al mercado la silla nº 18, que no es más que la nº 14 mejorada, más estable y cómoda al ofrecer apoyo para la espalda con un elemento continuo y que sube hasta la parte superior, evitando el contacto con la espina dorsal. Tras la muerte de Michael Thonet, su tercer hijo August toma las decisiones relativas al diseño. Aunque anteriormente ya era el encargado de desarrollar nuevos métodos de fabricación, (como una máquina para realizar los aros de madera curvada para los asientos), en 1877 idea los asientos realizados en chapa de madera, como alternativa a los realizados en "mimbre" mediante técnicas de cestería, y realizados a partir de junco importado principalmente de Indonesia. El catálogo de 1884 incluirá 110 piezas.

Primer modelo de asiento abatible para el Detsches Volkstheatre
Primer modelo de asiento abatible para el "Detsches Volkstheatre" de Viena (1888). Extraído del catálogo Thonet 1911-1915
Silla de cafetería nº 233 (1895)
Silla de cafetería nº 233 (1895).

En 1888, se suministra "ex profeso" (realizadas por encargo) para el "Deutches Volkstheatre" de Viena, la primera butaca de madera curvada con asiento abatible. Este hecho marcará un nuevo hito en la historia de la "marca Thonet", inmediatamente surgen pedidos para teatros de toda Europa. En 1889 se construye la séptima fábrica en Frankenbergen, (Hesse del Norte, Alemania), su sede hasta la fecha.

Con la desaparición del fundador y las nuevas necesidades de la sociedad, se produce una paulatina ruptura entre creación y fabricación. El que concibe ya no es el mismo que produce. Comienza así el concepto de empresa contemporánea de mobiliario, que populariza la figura del diseñador. En un primer momento son los arquitectos secesionistas como Otto Wagner, Josef Hoffmann, Kolo Moser y Adolf Loos, que crean modelos de madera curvada para decorar sus realizaciones arquitectónicas. Algunos de estos muebles serán fabricados, al principio, por "J. & J. Kohn", bajo la dirección artística de Gustav Siegel. La marca Thonet no adoptaría esta forma de producción hasta 1905. Marcel Kammerer, alumno de Otto Wagner, diseñaría el mobiliario para equipar el Hotel Wiesler, en Graz (Austria), en 1909. Al año siguiente moriría August Thonet. A principios del siglo XX en la empresa trabajaba ya la tercera generación de la familia: Karl, Julius, Theodor, Alfred, Victor y Richard también diseñaron distintos muebles y productos nuevos a lo largo de la actividad de cada uno.

EL LEGADO: LOS COMPETIDORES

Los años pasan y el éxito comercial del mobiliario fabricado en madera curvada es enorme. En 1904 el catálogo de "J. & J. Kohn" contendría 400 modelos. En el último catálogo "Thonet" (1911-1915) figuran 1500 modelos. En 1910 ya existen 52 empresas que producen muebles de madera curvada y emplean a 32.000 obreros. Pero la derrota de las potencias centrales en la "I Guerra Mundial" (1914-1918), y el desmembramiento del Imperio austro-húngaro destruyen esta inmensa empresa. Las fábricas Thonet, aisladas entre los nuevos estados de Europa central, adquieren autonomía propia asociándose con sus anteriores competidores: Kohn y Mundus en 1921 (nace "Thonet Mundus AG"). La producción, en tiempos de postguerra, se realiza bajo las leyes de la simplicidad y la economía, siendo limitada y aburrida bajo la corriente conocida como "nueva objetividad". Pero, a partir de 1925, los movimientos puristas de la arquitectura moderna comenzarán a otorgar un nuevo impulso a la creatividad y al desarrollo.

HACIA UN NUEVO MODELO DE NEGOCIO

En 1928 la firma "Thonet" comienza a fabricar mobiliario de acero tubular . En tan sólo dos años se convierte en el 2º productor mundial de mobiliario realizado en este material. Los arquitectos de la "Bauhaus" Mart Stam, Le Corbusier, Ludwig Mies van der Rohe y Marcel Breuer diseñan nuevos e innovadores conceptos de mobiliario, ejemplificados en las sillas tipo "Cantilever" (en voladizo), que no se corresponden con la fisonomía de los modelos sustentados sobre 4 apoyos existentes hasta el momento. El modelo "S35" (denominada "B35" a partir de 1930) diseñado por Marcel Bruer en 1928 es una muestra de esta nueva apuesta. Estas piezas corresponden a la concepción arquitectónica del momento, que rechaza todo lo superfluo e inútil, reteniendo únicamente lo funcional. Una idea que se resume en la célebre frase "Menos es Más", acuñada por el arquitecto alemán van der Rohe. La "S35/ B35" se comercializa aún hoy a partir de 1400€.

Butaca S35 de Marcel Breuer (1928)
Butaca "S35" de Marcel Breuer (1928)

En 1938, la familia Thonet compra todas las acciones de "Thonet Mundus AG".

La producción se verá interrumpida de nuevo por la "Segunda Guerra Mundial", que comienza en 1939. Gran parte de la economía del "Tercer Reich" se orientaría hacia el armamentismo. Las fábricas que Thonet tenía en los países del este fueron expropiadas y la oficina de ventas situada en la plaza de San Esteban de Viena quedó destruida. La derrota del "Tercer Reich" significaría una reanudación de las actividades en 1945. Entre este año y 1953, Georg Thonet, bisnieto del fundador de la empresa, reconstruyó la fábrica de Frankenberg, que había quedado totalmente destruida. También a él se le deben las colecciones de piezas existentes a día de hoy en varios museos: el propio de Frankenberg (inaugurado en 1989), la Pinacoteca Moderna de Múnich, el museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York o el museo de Victoria y Alberto de Londres.

Al mismo tiempo otro bisnieto, Fritz Jakob Thonet, junto a sus hijos Evamarie y Richard Thonet, reemprenderían el negocio en Austria, comenzando a fabricar de nuevo en unos antiguos almacenes de Viena. Este hecho provocó la paulatina escisión de la marca Thonet en dos variantes. En 1948 alquilaron una planta de producción en Rohrau, al este de Austria, hasta que finalmente construyeron su propia fábrica en Friedberg, en 1962, a unos 100 kilómetros al Sur.

En 1972 tiene lugar la incorporación de la quinta generación familiar a la dirección de la empresa, con el nombramiento de Claus Thonet como miembro de la junta directiva. Y en 1976 se subdivide finalmente en una empresa alemana ("Gebrüder Thonet") y una austriaca ("Gebrüder Thonet Vienna"), que perteneció durante un breve periodo al grupo Poltrona Frau, pero hoy es independiente y no tiene ningún tipo de relación con la familia Thonet. Durante los siguientes años se suceden varias exposiciones por todo el mundo que ensalzan la figura de Michael Thonet, su capacidad innovativa y para predecir la actual descentralización industrial.

LA EMPRESA ACTUALMENTE

Gebrüder Thonet pasará a llamarse "Thonet GmbH" en 2006, y Thorsten Muck se convierte en su nuevo director en 2013, relevando a Peter Thonet (en el cargo desde 1985). Por primera vez una persona ajena a la familia es designada para dirigir la empresa, aunque los herederos siguen jugando un importante papel a nivel comercial.

La Sexta Generación de descendientes de Michael Thonet
La Sexta Generación de la familia Thonet ejerce labores comerciales. De izquierda a derecha: Noel, Felix, Peter, Philipp y Percy Thonet en 2016.

En la Feria Internacional del Mueble de Colonia de 2016, el magazine online especializado en diseño "designboom" entrevistaba al gerente de la empresa:

- designboom: ¿qué crees que se puede resaltar del campo del diseño hoy en día?, no me refiero a las tendencias, sino a los campos de desarrollo creativo.

- TM: quizá la forma en la intentamos hacer evolucionar la compañía. Lo que valoramos es que los diseñadores profundizan cada vez más en los productos, en el análisis, la exploración de materiales y técnicas de producción. Como resultado, los proyectos son cada vez más elaborados, y su planteamiento general más holístico. Ahora se tienen en cuenta la huella de carbono, la sostenibilidad, dónde y quién fabrica. Y es lo que realmente nos gusta, apreciar cada detalle, y es lo que valoramos en los diseñadores que colaboran con nosotros intentando ser más "holísticos". Creo que es una forma de aportar calidad a la vida diaria de muchas personas.

- designboom: ¿en qué dirección se moverá Thonet en el futuro?

TM: trataremos de mantener el balance en todos los sentidos. Mantener el equilibrio entre nuestros proyectos para el hogar y comerciales. Mantener el equilibrio entre diseño interno y externo, y además entre las cosas que hemos recibido como herencia y cosas totalmente nuevas para la marca. También queremos permanecer curiosos, y mantener el principio de ser un fabricante, no un editor. Y lo que además apreciamos es que somos capaces de producir muebles personalizados gracias a los profesionales que trabajan manualmente en nuestros propios talleres. Nuestro objetivo es dar a nuestros clientes la oportunidad de tener su propia y única pieza, no solo una estandarizada producida en cualquier parte.

Aquí la publicación original.

Sillón Formstelle (2015) y colección All Seasons (2016)
Ultimos modelos de Thonet en el mercado: sillón "808 Formstelle" (2015) y colección "All Seasons" (2016).

Fuentes: